Los pro y contra de los niños que usan nuevas tecnologías e internet

Cuidado con adicciones. El acceso a las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs) es un arma de doble filo. Contribuye a la formación de niños y adolescentes, pero si se usa mal puede desatar adicciones electrónicas.

María Eugenia Salas.

Arequipa.


Publicidad

“Juan”, de 10 años, no resistió más. Su cuerpo se derrumbó sobre el teclado de un computador. La escena quebró a su madre, que lo buscó más de dos días. Ella temía lo peor. Después de indagar con los amigos le contaron que el pequeño era un adicto a los juegos en red.

“Juan” estuvo más de 24 horas seguidas jugando en una cabina pública. Faltó al colegio. No fue a dormir a su casa. Estaba absorbido por el mundo virtual. Este es un ejemplo de lo perjudicial que puede ser el uso inadecuado de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs).

NO TODO ES NEGATIVO

El uso de estas tecnologías se vuelve un problema cuando es adicción. El docente-investigador de Ciencias de la Computación de la Universidad Católica San Pablo, Dennis Barrios Araníbar, destaca que la correcta aplicación ayuda a los escolares en su formación.

Una computadora conectada a Internet permite acceder a información para enriquecer tareas del colegio o universidad (aunque estos datos deben verificarse, a veces hay yerros). Además, conforme avanza la formación escolar, las computadoras en red permiten realizar trabajos grupales con herramientas especiales como redes sociales, “chateo”, skype, con audio e imagen, entre otros. Hay herramientas pedagógicas para el autoaprendizaje. Sin embargo,  los niños y adolescentes necesitan la supervisión de un adulto.

¿NAVEGAR O NAUFRAGAR?

El docente y psicólogo Gabriel Vela Quico destaca que las TICs abren la puerta a un mar de información. Todo depende de lo que se quiera hacer, ¿navegar o naufragar? Cuando se navega, explica, se sabe a dónde se quiere llegar,  pero si se quiere naufragar, no hay un destino definido, concluye.

“Permite el conectivismo y la interacción, empero es fundamental que un adulto vigile las páginas que visitarán. El profesor en el colegio o los padres de familia en casa, deben convertirse en un filtro”. Son una amenaza los juegos en red, las páginas pornográficas. Los pedófilos captan menores por Internet, los citan con engaños  y luego los violan. También se han denunciado casos de trata y tráfico de menores, siendo el contacto la red. 

SE DESCONECTAN

Las TICs tienen acceso a juegos en red. Los problemas comienzan cuando los niños y adolescentes recurren a estos equipos por tiempos prolongados, enviciados por los juegos.

Barrios Araníbar destaca que cuando se usa en forma desmedida estos aparatos, se disminuye la capacidad de interacción social (en vivo).

“Los niños y jóvenes que tienen dispositivos móviles todo el tiempo, se olvidan de relacionarse personalmente con su entorno, se limitan a chatear”, anota. Se deshumanizan, no desarrollan sentimientos de solidaridad.

Agrega que otro elemento negativo es cuando se accede a información negativa y se desarrollan posturas racistas o xenofóbicas, que los puede conducir a paradigmas equivocados.

“La inteligencia humana es superior a todo. Nosotros no tenemos por qué desafiar a una máquina. En Internet solo hay conocidos, los amigos se cultivan personalmente”, concluye Vela Quico. 

 

ENFOQUE

Gloria Llaza Loayza

Psiquiatra

 “Juan” sufre de una adicción electrónica. En los  últimos meses, este mal  psicosocial aumenta. Hay casos de niños de apenas siete años con este tipo de vicios. Los niños y adolescentes abandonan el mundo real y se sumergen en lo virtual. Se trata de una generación vulnerable.

A veces se sumergen en los videojuegos y juegos en red. Otros limitan su interacción con otras personas a través de estos dispositivos. Chateos, mensaje de texto, redes sociales. No hay trato personal. No hay vigilancia de los padres, porque estos salen de casa a trabajar. Los niños se quedan solos y son vigilados a través del teléfono o en ocasiones mediante mensajes electrónicos.

En otros casos las adicciones electrónicas se dan porque existen malas relaciones dentro del hogar. Los muchachos optan por involucrarse con el mundo virtual como una salida a sus problemas.

El uso de las TICs debe usarse en forma limitada. Las adicciones electrónicas deben ser tratadas y en el proceso de recuperación es indispensable la intervención de la familia. Reconstruir el tejido familiar”.

Artículo es: http://www.larepublica.pe


Publicidad

(Hoy 1 visitas, y 1.147.592 visitas a la web)

Otros enlaces interesantes

Temas relacionados

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO