¿Las contraseñas de internet son un fracaso?

Comparte

(BBC Mundo). El máximo de caracteres que incluyan letras en mayúsculas, en minúsculas, números, símbolos y algún signo de un alfabeto distinto pareciera una clave segura.

¿Es una receta ideal para una contraseña segura?, ¿pero quién es capaz de memorizar eso?


Publicidad

Particularmente porque en la actualidad se necesitan claves para prácticamente todo: iniciar sesiones en correos electrónicosredes sociales, bancos, servicios como gas o electricidad, aplicaciones en celulares y compras a través de internet, por mencionar sólo algunas áreas.

Para confirmar la seguridad  deben ser complicadas, larguísimas y cambiarse frecuentemente. Si es suficientemente compleja para que un cracker -como se llama a los individuos que usan la tecnología para “romper” los códigos y robar datos- logre descifrarla, entonces será casi imposible recordarla.

Un reportaje realizado por la BBC en Reino Unido señala que una persona utiliza un promedio de 26 cuentas con clave de acceso, mientras que las contraseñas que utiliza para protegerlas son apenas seis, lo que incrementa las posibilidades de que sean hackeadas.

FUTURO OSCURO
Y aunque en los inicios de la era de internet eran efectivas, con el paso del tiempo se han vuelto vulnerables.

En la actualidad existen programas y computadoras capaces de realizar 53.000 millones de intentos por segundo para adivinar una contraseña. Las posibilidades de que lo logre, y en poco tiempo, son muy elevadas.

Jeremi Gosney, director de SCG, una empresa que se dedica a descubrir las claves de otros y fabrica dispositivos con ese objetivo, creó un grupo de computadoras que funcionan como una unidad y que son capaces de probar 350.000 millones de veces por segundo diferentes contraseñas para tratar de descifrar la que le interesa.

“A algunos les puede sorprender, pero en el mercado existe interés por la compra de equipos computarizados con ese fin porque son útiles para organismos policiales, departamentos que se dedican a la investigación de crímenes y otras dependencias gubernamentales”, dice Gosney.

Aunque esos, claro, son sólo sus usos bienintencionados. El robo de constraseñas con fines delictivos es otra de las aristas del asunto.

En los últimos cinco años, los recursos de los que se valen los crackers se han sofisticado.

“Se han desarrollado equipos que facilitan su labor, por ejemplo las tarjetas que mejoran el funcionamiento de los videojuegos. En segundo lugar están los incidentes en los que han quedado expuestos millones de contraseñas de usuarios, porque revelan cómo las personas las seleccionan. Finalmente, está la creación de programas que permiten descubrir claves, Hashcat es uno de las más populares”, explica a la BBC Dan Goodin, editor de seguridad informática del sitio web Ars Technica.

SOBREVIVIENDO
¿Se puede hacer algo para contrarrestar un panorama tan apocalíptico?

“Este medio es un juego constante de ataques y contrataques. Una de las opciones existentes es la de verificar la identidad de la persona a través de dos pasos. Después de usar su contraseña, la persona recibe un texto o utiliza una aplicación en su celular que permite asegurar que es quien dice ser”, comenta Stuart Aston, asesor de seguridad de Microsoft en el Reino Unido.

Si alguien está decidido a hackearte, lo hará…

Más en BBC MUNDO 

http://www.bbc.co.uk/mundo


Publicidad

Comparte

(Hoy 1 visitas, y 260.512 visitas a la web)

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO